Un buen retrato capta la esencia de la persona, debe dar una impresión del carácter del individuo.
Sensible a cada persona voy creando y descubriendo la empatía con el retratado y desde allí voy registrando cada retrato, buscando obtener una imagen especial y profunda de cada hombre o mujer. Sintiéndonos cómodos en ese momento.

Un retrato captura ese instante y plasma esa profundidad de cada uno, transparentando a través de las imágenes el carácter único del ser y siendo a la vez expresión artística del fotógrafo. Los retratos son el testimonio de mi sensibilidad.
Tomo una gran cantidad de fotos para luego escoger la mejor fotografía.

CONTACTO